Cómo producir sensaciones de paz y de amor a través de la fitoterapia.

Passiflora: Es especialmente conocida por sus hermosas flores las que crecen solitariamente de entre la humilde enredadera. Passiflora viene del latín passio (pasión) y floris (flor), sus propiedades son una acción tranquilizante del sistema nervioso, e hipnótica suave, provoca un sueño similar al fisiológico y un despertar rápido y completo. Esta planta por acción de las sustancias químicas que posee, ejerce un efecto sedante sobre el sistema nervioso, sin crear efectos depresivos en el mismo. Para conseguir un buen resultado en el tratamiento, se recomienda preparar una infusión de un par de cucharadas de la planta seca por medio litro de agua, bebiendo un par de tazas al día.

Melissa: La melisa constituye uno de los mejores remedios contra los problemas de los nervios, es tranquilizante del sistema nervioso, recomendada sobre todo si existe la emoción de angustia, posee sustancias químicas como los ácidos caféico y oleanólico, alcoholes y terpenos, que le otorgan esta propiedad. Si usted posee sentimientos de angustia durante el día prepare su infusión con una cucharada de la hierba seca por un vaso de agua, deje reposar durante 15 minutos y beba 3 o 4 vasos al día.

Caléndula: Es una planta de jardinería muy popular, sus flores son de color naranja y amarillo, las propiedades de esta planta sirven para elevar el espíritu, previene y ayuda contra las infecciones de virus ú hongos. Si usted se encuentra muy decaído,  ponga dos o tres flores en una taza de agua hirviendo y déjelas en reposar por 10 minutos antes de beber.

Valeriana: Es una planta silvestre de bellas flores rosadas, para la infusión se utiliza la raíz de esta. En la edad media se utilizaba como especie, perfume y medicina. Dentro de sus propiedades podemos distinguir su efecto sedante, es tranquilizadora del sistema nervioso y del corazón,  alivia los dolores estomacales ya que favorece la expulsión de los gases del tubo digestivo y con ello disminuyen las flatulencias y cólicos. Si presenta estados de ansiedad, confusión, dolores de cabeza, si no puede dormir en las noches ó presenta depresión, ó presenta tensión elevada después del estrés, beba dos a cuatro infusiones, colocando 1 cucharada de ésta hierba en seco, en una taza de agua hirviendo y deje reposar quince minutos antes de tomar.  Mezclada con manzanilla es muy buena  para cólicos e indigestión nerviosa.

Fitoterapia para mantener nuestras barreras de defensas fortalecidas sin efectos colaterales.

Gingseng: El famoso tónico del lejano oriente, donde se utiliza ampliamente. Se dice que la palabra ginseng significa “maravilla del mundo”. Propiedades: repone la energía vital, fortalece el sistema inmunológico, favorece la concentración. Se utiliza para convalecencias, falta de concentración, debilidad en la edad avanzada. Precauciones: no lo tome en ansiedad e irritabilidad, no lo tome con tensión alta.

 

Jengibre: Se utiliza tallo subterráneo de esta planta, su cultivo esta difundido en África, Asia, Australia y el Caribe, particularmente en Jamaica. Es calorífico, estimulante, especialmente bueno para la circulación. Se utiliza para resfriados y para la circulación. Coloque tres rebanadas finas del tallo en una taza de agua hirviendo para ayudar a subir las defensas, puede mezclarlo con miel en el caso de resfrío, miel y limón en caso de problemas pulmonares. Beba siempre caliente.

Tilo: Es un árbol de 35 mts. de altura aproximadamente, a menudo crece en parques y calles. Propiedades: es calmante, refuerza los nervios, alivia dolores estomacales, fortalece el sistema nervioso y mejora la tolerancia al estrés, mejora la digestión y la indigestión nerviosa, hace sudar y reduce la fiebre.

Ajo: Las fuertes virtudes del ajo se deben a su aceite volátil, es inocuo pero puede resultar fuerte para algunas personas, en cuyo caso utilícelo con leche ó no lo consuma. Propiedades antivirales y anti hongos, baja la tensión y el colesterol. Modo de uso: para infecciones de pecho, asma, gripe, resfriados e infecciones de oído. Se combina con equinacea. Es beneficioso en casos de trombosis, endurecimiento de las arterias, tensión alta y colesterol elevado. Consúmalo crudo junto con sus ensaladas. Se puede consumir en cápsulas, de esta forma obtendrá las propiedades de sus aceites, muy beneficiosos para el colesterol sanguíneo, sin quedar con el olor a ajo.

Equinácea: La Echinacea es natural de la flora silvestre de Norteamérica.
La raíz o la parte sobre el suelo de la planta durante la fase floreciente del crecimiento se utilizan medicinalmente. Utilización medicinal: Resfriado común, fortalecedor de las defensas del cuerpo, infección, gripe, faringitis, rinitis, sinusitis y bronquitis. Principios Activos: posee una variedad de sustancias químicas como, esteres del ácido cafeico (equinacósidos A y B, cinarina, ácido chicórico), aceite esencial (borneol, bornilacetato, D-germacraneno, cariofileno), antocianósidos, trazas casi insignificantes de alcaloides pirrolizidínicos (tusilagina, isotusilagina), resina (conteniendo ácidos grasos, oleico, linoleico, cerótico y palmítico, así como fitosteroles), isobutilamidas y polisacáridos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Modo de Uso: Infusión, extracto fluido, extracto seco, tintura y jarabe. Sola o asociada a otras plantas que refuerzan o estimulan las defensas del organismo. En uso externo, pomada, crema, loción y apósito. Como infusión coloque una cucharadita de té de la planta seca en una taza de agua hervida, deje reposar por quince minutos antes de beber.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *